La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó iniciar un expediente de oficio y atraer la investigación del caso de Pedro Tamayo, periodista asesinado en Tierra Blanca, Veracruz.

A través de un comunicado, el organismo nacional reprobó el homicidio del comunicador, colaborador de “El Piñero de la Cuenca”, y pide a las autoridades analizar la vinculación entre la agresión y su labor periodística, así como dar con los responsables para que no haya impunidad.

La CNDH reiteró que cualquier tipo de agresión contra informadores y medios de comunicación genera espacios de autocensura y silencio, sobre todo en entidades como Veracruz, que ocupa el primer lugar en homicidios de periodistas en México.

Por último, informó que ya estableció comunicación con la familia e hizo un llamado a las autoridades a ofrecerles protección.