Con motivo del Día Mundial del Agua, a celebrarse este 22 de marzo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos alerta que para 2030 la disponibilidad de agua en México será de sólo 3 mil 800 metros cúbicos por habitante al año.

El organismo asegura que como consecuencia de la creciente demanda para cubrir las necesidades domésticas, agropecuarias e industriales, la cantidad y calidad de los recursos hídricos ha disminuido en las últimas décadas. Por ello hace un llamado a las autoridades a implementar una política transexenal en el manejo y cuidado del agua.

A través de un comunicado, la CNDH advierte de la necesidad de ajustar las leyes y políticas a criterios internacionales y subraya que para garantizar el pleno ejercicio del derecho humano al acceso al agua y al saneamiento, debe impulsarse la corresponsabilidad de autoridades y la sociedad para un uso racional del líquido, sin dispendio alguno.