Ante el incremento de denuncias por abuso sexual en escuelas, especialmente contra niñas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hizo un llamado a las autoridades y sociedad para erradicar lo que llama conductas aberrantes en los centros escolares.

Y es que de acuerdo con el organismo, el número de quejas por violación, tocamientos, lenguaje impropio e insinuaciones, pasó de 4 en 2006 a 87 en 2015.

Cabe resaltar que la CNDH ha emitido 16 recomendaciones específicas en la materia.

Mediante un comunicado, el organismo denuncia que distintas entidades federativas carecen de lineamientos, instructivos o reglamentos para atender este fenómeno, además de que los profesores y las autoridades de los planteles no cuentan con capacitación, por lo que advierte de la necesidad de actuar de manera preventiva en todos los niveles escolares.