La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reprobó lo que denomina actos intimidatorios y vejaciones cometidos en Comitán de Domínguez, Chiapas, por presuntos integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) contra maestros que sí están dando clases.

Y es que este martes directores de escuelas chiapanecos que se oponen al paro fueron detenidos, obligados a caminar descalzos y después fueron rapados.

Mediante un comunicado, el organismo nacional detalla que abrió una queja de oficio por estos hechos y demanda a las autoridades actuar conforme a derecho, toda vez que, asegura, no es admisible ni tolerable ningún acto vejatorio contra la dignidad de las personas.

“Este Organismo Nacional desaprueba ese tipo de agresiones que enrarecen el ambiente social y se mantendrá atento a la evolución de los acontecimientos y, en su momento, emitirá el pronunciamiento que conforme a derecho corresponda.”