Ante el cierre de verificentros en la Ciudad de México, en Panorama Informativo platicamos con Arturo Rodríguez, subprocurador de Inspección Industrial de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), quien aclaró que dichos establecimientos no deberían estar cerrados, ya que las clausuras solo han sido parciales.

En este sentido, reiteró que el cierre de Verificentros se ha dado por decisión unilateral de los mismos, debido a la falta del certificado de calibración de sus equipos.

Arturo Rodríguez también destacó que hasta el momento, la PROFEPA no ha recibido ninguna impugnación por parte de los establecimientos clausurados y que lo único que han hecho es aplicar la ley.

Por ello, reiteró que continuarán con las revisiones.

El funcionario federal también descartó el posible retiro de concesiones por la falta de servicio, ya que, dijo, esa es competencia de la autoridad local.