Por carecer de permisos de publicidad correspondientes, no exhibir el título profesional del médico, no realizar la notificación obligatoria de enfermedades infecto-contagiosas y no presentar el manual de procedimientos para el manejo de Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, suspendió totalmente el primer consultorio ginecológico que ofrecía atención médica con reproducción asistida en Villahermosa, Tabasco

Ante denuncias públicas de que algunas clínicas tabasqueñas ofrecían el servicio médico a mujeres que rentan su útero sin la licencia sanitaria, Cofepris inició una investigación, pero además de la clausura se alista la multa correspondiente cuyo monto puede superar el millón de pesos.

El consultorio de CEFAM, Centro Especializado en Infertilidad y Cuidado de la Mujer, no tenía licencia sanitaria de COFEPRIS especial para la realización de actos médicos relacionados con la reproducción asistida, los cuales se ofertaban por Internet y en lona exterior publicitaria.