No es una película de ciencia ficción… Se trata de un fenómeno natural, que causó asombro a los habitantes de Tonalá, Jalisco.

Nubes grises y fuertes ráfagas de aire fueron la causas de este espectáculo.