La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal urgió a autoridades capitalinas y delegacionales a garantizar que el comercio ambulante use únicamente los espacios asignados.

Al presentar una recomendación por la omisión en el ordenamiento del comercio informal, la Ombudsperon capitalina, Perla Gómez Gallardo, señaló que existen tianguis y mercados ambulantes que se han apropiado de espacios públicos, bajo la tolerancia de autoridades y afectando la vida de los vecinos.

“El común denominador es que las autoridades delegacionales toleran las situaciones y por eso omisión generan afectaciones que no son atendidas en forma efectiva.”

Gómez Gallardo explicó que no se trata de descalificar o criminalizar a los comerciantes informales, toda vez que se dedican a ello debido a la falta de oportunidades o por condiciones económicas adversas. Se trata, dijo, de mitigar el impacto que generan en las colonias donde se instalan.