La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) inició investigación de oficio por la muerte del gorila Bantú.

A través de un comunicado, la comisión advierte de una presunta violación al derecho humano a un medio ambiente sano en su modalidad de omisión en la protección y conservación de especies en peligro de extinción por parte de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA).

A fin de generar certeza respecto de las causas que provocaron el deceso, la comisión solicitó que se realice la necropsia, así como estudios de laboratorio por alguna instancia independiente al gobierno capitalino.

Por último, el documento señala que la Comisión documentará y en su oportunidad solicitará se realicen las acciones que correspondan a efecto de garantizar que la SEDEMA cumpla con sus obligaciones de contribuir con los compromisos nacionales e internacionales para conservar el patrimonio genético, indispensable en la recuperación de las poblaciones en peligro de extinción que se encuentran en zoológicos de la capital.