La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió medidas precautorias a diversas autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, para que respeten los derechos de los manifestantes de la CNTE, así como garantizar los derechos de quienes viven y transitan en la capital del país para que reduzcan al mínimo las afectaciones que se pudieran provocar con estas jornadas.

A través de un comunicado, el organismo local externó su preocupación por las retenciones que elementos policiales realizaron a algunos autobuses foráneos que trasladaban a profesores de otras entidades federativas hacia la Ciudad de México para participar en las protestas y advierte que aunque estas manifestaciones puedan resultar incómodas, los maestros y las organizaciones sociales que los acompañan tienen el derecho de ingresar a la Ciudad para ejercer libremente sus derechos de protesta, libertad de expresión y libre manifestación, por lo que este derecho no puede limitarse ni restringirse de manera arbitraria.

Por último, la Comisión exhorta a los participantes en las diversas movilizaciones a hacer valer sus derechos en paz y favoreciendo el diálogo.