La aplicación de la ley en contra del ex gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, es una prueba de fuego para la Procuraduría General de la República, ya que no debe permitir que el veracruzano recurra a “mañas” para evadir la justicia así lo demandaron representantes de la iniciativa privada.
En su momento el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana Gustavo de Hoyos Walther, explico que cualquier persona que haya violado la ley tenga un proceso ejemplar y que las sanciones que correspondan sean aplicadas de manera oportuna.
En tanto que el presidente de la Coparmex Ciudad de México Jesús Padilla Zenteno, calificó como vergonzoso para la justicia mexicana que no hayan sido capaces de deternerlo antes de que se fugara y que sea otro país que lo esté devolviendo, por lo que confió en que no lo vayan a dejar salir.