Preocupa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la falta de celeridad en la investigación de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

“La Comisión constata que, a la fecha, no hay persona alguna en esta causa que esté siendo procesada bajo el tipo delictivo de desaparición forzada, y que desde diciembre de 2015 no se ha presentado ninguna nueva acusación”, aseguró el Secretario Ejecutivo del organismo internacional, Paulo Abrao, quien visitó México como parte del Mecanismo de Seguimiento de Ayotzinapa y quien llamó al gobierno mexicano a profundizar en la línea de investigación sobre la posible conexión de los hechos con el traslado de estupefacientes hacia Estados Unidos.

Además insistió en la necesidad de investigar a fondo el involucramiento de la fuerzas de seguridad del Estado, así como determinar quiénes son “El Caminante” y “el Patrón”, señalados por varios involucrados.

En materia de búsqueda, urgió a crear una base de datos de fosas en todas las entidades federativas.