En lo que va del año, la PROFECO ha impuesto multas a diversas casas de empeño por 6.8 millones de pesos.

Ernesto Nemer titular de la dependencia explicó que los incumplimientos más frecuentes en los comercios de este sector son: No exhibir montos totales a pagar, no tener registrado contrato de adhesión ante la Profeco, publicar leyendas o información que inducen a error o confusión, y registrar domicilios distintos al que tiene el establecimiento comercial, entre otras.

Ante esto la PROFECO y la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre), que encabeza Rafael Mondragón Mondragón, firmaron un acuerdo de colaboración, con el objetivo de ofrecer una mejor atención a los usuarios de negocios prendarios y coordinar esfuerzos para evitar la comercialización de artículos robados.

Cabe mencionar que las entidades con mayor incidencia de incumplimientos en este sector son: Jalisco, Guanajuato, Nuevo León, Yucatán y Baja California Sur.