En 2015, Alberto Sánchez, de 54 años, de oficio carpintero, sufrió un accidente con una sierra que le provocó amputación de ambas manos, después de recorrer varios hospitales, llegó inconsciente al Hospital General de México, donde lo estabilizaron a través de transfusiones y el equipo de cirugía plástica le reimplantó sus extremidades

“era el sostén de mi familia, hacía muebles, tengo 5 años, me está apoyando mi esposa, a la cual, junto con el equipo médico, le agradezco infinitamente, pero me siento de algún modo, un poco incómodo, porque ahorita, de ser yo el apoyo, pues ahorita ellos son los que están viendo por mí”

El señor Alberto Sánchez, originario de Coyotepec, Estado de México, continúa en rehabilitación física y psicológica