Integrantes de la Comisión Nacional de Seguridad capturaron a un presunto operador de los Beltrán Leyva.

Se trata de David Canex Palma Analco, quien también se hacía llamar Erik Flores Salas que podría ser uno de los responsables de la violencia generada en el puerto de Acapulco, en Guerrero.

De acuerdo con la Comisión, este sujeto, detenido en Cuernavaca, Morelos, está considerado como uno de los 50 objetivos de la “Estrategia Guerrero” y cuenta con dos órdenes de aprehensión vigentes emitidas por jueces del fuero común por la probable comisión de los delitos de homicidio y secuestro.

Además Palma Analco, estaría relacionado con la comisión de delitos de narcomenudeo, extorsión y homicidio, e identificado como posible autor de las agresiones contra escuelas y extorsiones a profesores del municipio de Acapulco de Juárez, incluso se le podría atribuir su participación en el asesinato de un ex funcionario del gobierno local.