En el estado de Guerrero hay más de 22 mil personas que viven con diabetes, de los cuales sólo 7 mil tienen niveles de glucosa en sangre controlado, tan sólo en lo que va de 2016 han sido diagnosticados 3 mil 821 nuevos casos y durante 2015 se diagnosticaron a 6 mil 526 personas en ese estado

“sí un paciente bajo estas condiciones sigue ingiriendo sal, azúcares, refrescos, no hace ejercicio y no se toma sus medicamentos, obviamente eso es responsabilidad del individuo, los descontroles y las complicaciones que pueda llegar a tener, fundamental, en el autocuidado de la salud, cambiar conductas en cuanto a la alimentación, ejercicio”

Así lo dijo, Carlos de la Peña Pintos, secretario de Salud de Guerrero, en el marco del Curso Estatal de Salud, apoyado por laboratorios Ferrer, empresa que se encargará de brindar capacitación a poco más de 600 médicos de la entidad.