Luego de que autoridades estatales de Michoacán detuvieran al Alcalde de Álvaro Obregón, Carlos Arreygue Nuñez, por su presunta participación en el homicidio de 10 personas halladas calcinadas en el municipio de Cuitzeo, el Partido del Trabajo, aclaró que su candidatura fue legal, que se cumplieron los procedimientos y que en la investigación previa al registro, no se encontró ningún indicio en su contra.

Alberto Anaya, coordinador nacional del partido aseguró que Silvano Aureoles, gobernador de la entidad, tiene la intención de golpear al PT, toda vez que si sabía de sus posibles nexos con el crimen, debió denunciarlo cuando era precandidato.

“Si desde que era precandidato ya tenían ellos la información, por qué motivo no presentaron esta denuncia. Si el gobernador actual, responsable del mando único, ya tenían investigaciones precisas, por qué no procedieron.”

El dirigente petista aclaró que su partido nunca defenderá a un criminal. Sin embargo, esperan que el edil tenga un debido proceso donde impere la presunción de inocencia.