Un contendiente es asesinado en plena campaña electoral de Brasil.

El pasado 28 de septiembre, José Gomes da Rocha, candidato a la alcaldía de la ciudad de Itumbiara, Goiás, participaba en una caravana de su campaña, cuando se desató una balacera que dejó como saldo tres muertos y dos heridos.

El candidato conocido como Zé Gomes perdió la vida en el acto, al recibir un impacto en la cabeza; mientras un guardia de seguridad, identificado como Vanilson Rodrigues, respondió al ataque y logró matar al pistolero, pero también recibió un disparo que le causó la muerte.

 

Según autoridades de aquel país, el responsable de los disparos contra la comitiva del candidato fue Gilberto Ferreira do Amaral, de 53 años, auxiliar de servicios generales de la Secretaría Municipal de Salud de Itumbiara y aún se investiga la razón de los hechos, aunque podría ser obra del crimen organizado que busca que sus candidatos resulten electos; cabe mencionar que en los últimos meses han ocurrido una serie de homicidios de políticos locales en las afueras de Río de Janeiro.

El vicegobernador José Eliton y el ex director de comunicación de la ciudad, Célio Rezende, permanecen hospitalizados tras resultar heridos y se reportan como estables.

En la elección que se llevará a cabo el domingo en Brasil se elegirán 5568 alcaldes y se renovarán los concejos municipales, la votación dará forma a un nuevo escenario político luego de que la presidenta Dilma Rousseff fue destituida en juicio político el mes pasado, poniendo fin a 13 años de Gobierno del Partido de los Trabajadores.