Río de Janeiro, Brasil.- Las autoridades brasileñas detuvieron a 10 sospechosos de planear un ataque terrorista durante la justa veraniega de Río de Janeiro, a realizarse en agosto próximo.

Alexandre Moraes, ministro de Justicia del gobierno interino de Brasil, informó que los presuntos terroristas son todos de origen brasileño y que se les sorprendió “claramente en actos preparatorios” para un ataque.

Dijo que los detenidos son jóvenes que en fechas recientes fueron convertidos al islam y que uno de ellos ya estuvo en la cárcel por homicidio. Señaló que estos diez sujetos fueron llevados a prisión y que existen dos órdenes más de captura relacionadas a los planes frustrados del ataque.

Además, el ministro Moraes afirmó que los presuntos terroristas mantuvieron comunicación vía Whatsapp y Telegram, y que uno de ellos contactó a un distribuidor de rifles y pistolas en Paraguay para adquirir un fusil AK-47, mejor conocido como cuerno de chivo. “Entre ellos se animaban a realizar entrenamientos de tiro y artes marciales”, explicó Alexandre Moraes, sin dar mayores detalles debido a una orden de sigilo policial.

Por último, Moraes pidió a las fuerzas del orden y la justicia “tener mucho más cuidado con la seguridad pública que con actos de terrorismo”, y aplaudió las labores de inteligencia que llevaron a la aprehensión de los presuntos terroristas.

Es importante mencionar que en fechas recientes las autoridades brasileñas han recibido falsas alertas de bomba en Rio de Janeiro. Una de ellas apenas el miércoles, que advertía de una maleta que supuestamente contenía explosivos cerca del consulado de Francia. Al final, la maleta estaba vacía.

CK