Alrededor de 5.3 millones de personas que trabajan en México, perciben ingresos inferiores al costo de la canasta alimentaria.

Esta información fue retomada del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Rogelio Gómez Hermosillo, Coordinador de la agrupación “Acción Ciudadana Frete a la Pobreza”, anunció que las organizaciones que agrupa, iniciarán la campaña: “Quien trabaja no debe ser pobre”, que entre otras cosas busca poner en el foco de la atención la labor de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, que dirige Basilio González Núñez, quien asegura; se ha encargado de que el salario de los mexicanos pierda poder adquisitivo.

“Las acciones principales que vamos a hacer en la campaña, “Quien trabaja no debe ser pobre” son: Un foro de análisis de la gestión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, durante los últimos 25 años que ha estado bajo la presidencia del señor Basilio González”.

Gómez Hermosillo, dice que la campaña incluye la elaboración de un documento en el que se plasmen los resultados de los foros y seminarios, para hacerlo llegar a los tomadores de decisiones en México, y en diciembre impulsarán una consulta con expertos para discutir si la CONASAMI, ha violado la Constitución al permitir que disminuya el poder adquisitivo de  los mexicanos.

Actualmente, dice la organización “Acción Ciudadana Frete a la Pobreza”, el salario mínimo en México es de 73.04 pesos diarios, cuando el Consejo Nacional de Evaluación de la Poliítica de Desarrollo Social, CONEVAL; establece que la línea de pobreza es de 89.30 pesos por día, por persona.

Por su parte Enrique Cárdenas, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, explica que los estudios que han elaborado, muestran que 7 de cada 10 personas que nacen en condiciones de pobreza, continuarán así, una generación después.