Las movilizaciones que lleva a cabo la CNTE, no solo
afecta la economía de estados de Oaxaca y de Chiapas, sino
que ahora, también a la industria nacional, por lo que
confió en que la presión de la sociedad pueda llevar a una
solución pacífica a las demandas de los inconformes.
Así lo manifestó el secretario de Economía Ildefonso
Guajardo Villarreal, quien dijo que esto provoca condiciones
desafortundas en la capacidad productiva.
Entrevistado al término de la inauguración de la
Convención Nacional, de las delegaciones, sectores y ramas
industriales, de la Canacintra, agregó que se trabaja con
el Inadem para establecer los censos necesarios de los
comerciantes afectados con las acciones de los maestros
disidentes, pero dijo que mientras en la Segob no se alcance
un acuerdo no se podrá avanzar en los apoyos.