Además de enseñar a aprender a aprender, hay opciones productivas y programas sociales en los cuales pueden seguir creciendo y teniendo opciones de desarrollo, por ello, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos ofrece una oferta educativa para abatir el rezago de más de cinco mil personas que reciben beneficios productivos y con ello puedan iniciar sus pequeños negocios

Así lo dijo, Mauricio López, director general del INEA, en la ceremonia de la firma de convenio de colaboración con la Secretaría de Desarrollo Social, en Valle de Bravo, Estado de México, el funcionario, reiteró que si viven en comunidades que requieran apoyo, “podemos hacer mecanismos de los que puedan recibir hasta cien mil pesos para producir pan de pulque, artesanías o productos diversos”

En el Estado de México INEA impulsa el modelo indígena bilingüe, respetando las lenguas maternas y vinculándolos al aprendizaje del español e integrándolos como pueblos originarios que han hecho una defensa del medio ambiente