El Instituto Nacional de Perinatología puso en marcha la Clínica de Riesgo Pregestacional para prevenir situaciones adversas antes y durante la gestación

Juan Manuel Grosso, Jefe de Consulta Externa, dijo que en México las parejas no se preparan al embarazarse, lo que expone al feto a riesgos graves de malformaciones o daños en la salud a lo largo de su vida, causados por padecimientos de uno o de ambos padres.

En la mayoría de las ocasiones, la mujer se entera de su gravidez hasta las ocho semanas, lapso durante el cual no cuida su alimentación, ingiere alcohol o fuma y, en otros casos, toma medicamentos que afecta la formación del bebé.

El 90% de las pacientes que acude a consulta externa, abundó, no tomó ácido fólico en los seis meses previos al embarazo, para prevenir malformaciones.

Por ello, indicó que desde febrero pasado se puso en marcha esta clínica de riesgo -que es un protocolo integral de estudio-, la cual involucra a la pareja en el proceso previo a la gestación.