Debido a que la economía mundial sigue sin registrar señales de recuperación, a que prevalece la baja en el precio del petróleo y una inestabilidad en el tipo de cambio, el Banco de México, modifico a la baja su pronóstico de crecimiento económico para ese año y 2017

El gobernador del banco central Agustín Carstens dijo que su proyección paso de 2.5 y 3.5 a un intervalo de 2 y 3 por ciento.

Dijo que este ajuste también contempla la reducción de empleos ya que se estimaba 630 mil y 730 mil a 610 y 710 mil para este año, mientras que para 2017 10 mil empleos menos.

Agregó que las medidas de ajuste en el gasto no tendrá un impacto considerable en la economía nacional.