De nada sirve que en la Ciudad de México se implementen programas que buscan reducir los niveles de contaminación, si no se fomenta el uso del transporte público, se crean ciclovias útiles y no solo recreativas y se tiene una coordinación interinstitucional con las entidades vecinas para el desarrollo del transporte interurbano.

Aseguró Ricardo Troncoso, director de estrategias de desarrollo del programa para la baja de emisiones en México tras la presentación de los resultados y experiencia de implementación de Política Orientada al Transporte en diversas ciudades del país, iniciativa que contó con el apoyo de diversas instituciones incluidas la SEMARNAT y la SEDATU

AUDIO “Si sustituimos todos los vehículos por autos eléctricos va a seguir el mismo caos, solo que son eléctricos, eso no es la solución”