Datos de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México señalan que existen cerca de 48 mil baches en la capital, el 60 por ciento están en las  vialidades primarias y 40 por ciento en secundarias.

Para repararlos existen 29 brigadas que trabajan 24 horas del día en las diez y seis delegaciones, sin embargo con las lluvias los baches aparecen de un día a otro en cualquier parte, por ellos la mayoría de los capitalinos han sufrido una caída en alguno.

Antonio Huerta, taxista comento al respecto, “se han incrementado y creo que nuestro gobierno debe atender eso para que haya una mejor circulación”.

Por su parte Miguel Quintero señaló, “con las lluvias se hacen más grandes y tardan mucho en taparlos; si es común que se frieguen las llantas por que están muy grandes los hoyos; de hecho traigo una de las llantas de adentro reventada por que en un hoyo se me abrió”.

El problema parece no tener fin aunque se invierten casi 700 millones de pesos en reparaciones que duran poco y no evitan los daños a los vehículos.

José Andrade dueño de una vulcanizadora cotidianamente recibe a los afectados que cae en un bache por descuido.

“A diario llegan aquí quejándose y deja tú de los servicios que hacemos, la gente ya no haya qué hacer, ya no quiere ni salir porque hay mucho bache por todos lados”.

 

*Con información de Antonio Aranda