Debido a una falla en la Torre de Control, dos aviones estuvieron a punto de chocar en el Aeropuerto Internacional de Mérida, Yucatán.

El percante ocurrió en la superficie de rodamiento, cuando ambas aeronaves “se encontraron”.

El contralor aéreo autorizó el despegue del vuelo 421 de Aeroméxico, con destino a la Ciudad de México y 101 pasajeros a bordo, pero cuando agarró la pista para iniciar el despegue, el piloto vio en maniobras a un avión de Intejert, del vuelo 2526 procedente de la capital del país y con 136 pasajeros, que acababa de aterrizar y se dirigía a la plataforma de la terminal.

Para evitar una posible colisión, el piloto de Aeroméxico frenó bruscamente, causando una fuerte sacudida entre los pasajeros.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que las grabaciones entre el piloto de la aeronave y el controlador, quien ya fue separado del servicio, fueron enviadas a la autoridad aeronáutica para que se investigue y dictamine la causa del incidente.