El Avión Solar Impulse se encuentra en la etapa final de su viaje por alrededor del mundo, que inició el 9 de marzo de 2015.

Este domingo despegó de El Cairo, en Egipto, rumbo a Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, país donde comenzó su recorrido.

La aeronave impulsada por energía solar es pilotada por Bertrand Piccard, quien, se espera, aterrice en Abu Dabi tras un vuelo de 48 horas.

El aparato pesa 1.5 toneladas, está hecho de fibra de carbono y es apodado “paper plane” (avión de papel).

Vuela a una velocidad media de 50 kilómetros por hora, gracias a sus baterías de litio que almacenan la energía solar captada por 17 mil células fotovoltaicas instaladas en las alas.

En su vuelta al mundo, el Impulse hizo escala en Omán (Emiratos Árabes Unidos), India, Birmania, China, Japón y Estados Unidos (Hawaii a San Francisco y Nueva York), para luego realizar su otro vuelo transoceánico para llegar a Sevilla, que tomó 70 horas y concluyó el 23 de junio.

Los fundadores del proyecto Solar Impulse prevén que el avión viaje alrededor del mundo para promover la conciencia sobre la energía renovable y sostenible para ahorrar combustible y proteger al medio ambiente.