El Helicobacter Pylory es una batería que puede adquirir a través de agua contaminada o la saliva y es factor de riesgo para desarrollar, indigestión, úlceras intestinales y en casos graves, hasta cáncer si no se trata de forma temprana y ante cualquier síntoma gástrico consultar el médico y evitar la automedicación

“puede ser más difícil el tratamiento debido a la resistencia a los antibióticos, puede ser que el Helicobacter ya no sea susceptible a algunos de estos antibióticos,
que el individuo ya se ha estado autorecetando, los pacientes abusan, metronidazol y claritromicina, es posible que esos pacientes necesiten algún régimen especial”

Así lo dijo, Barry Marshall, Premio Nobel de Medicina, al participar en el Simposio “H. pylori. ¿Dónde estamos y hacia dónde vamos?” realizado en el marco del 70 Aniversario del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición