Empresarios en la capital del país anunciaron que el aumento en el precio de las gasolinas, tendrá un efecto en las mercancías debido a que el margen de utilidad será más bajo, por lo que los empresarios deberán ajustar los precios hasta en un 4 por ciento para mantener sus actividades rentables.

Jesús Padilla Zenteno, presidente de Coparmex Ciudad de México, explicó que es inevitable que esta escalada en el precio de combustibles se vea reflejada en el costo final de los productos, lo que provoca una reducción en las ventas minoristas y perjudica la competitividad económica de la ciudad.

Por ello, el líder del sector patronal en la capital del páis, hizo un llamado al gobierno de la Ciudad de México a poner en marcha medidas que apoyen al empresariado capitalino a hacer frente al aumento de precios de combustibles, con el fin de que no se vean en la necesidad de elevar los precios de otros productos y servicios para subsanar costos.

En este sentido, agregó que los empresarios piden incentivos fiscales al uso de energías alternativas, eliminar restricciones a vehículos no contaminantes, más inversión a transporte público y deducción de bonos de carbono.