Luego de los hechos en los que tratantes de personas se apoderaron de indocumentados que eran acompañados por agentes de Migración, se reforzará la vigilancia en Oaxaca y otras entidades.

El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva, confirmó que las autoridades locales y del gobierno federal tienen conocimiento de lo sucedido y actuarán en consecuencia.

Roque Villanueva recordó que el personal del Instituto Nacional de Migración, no cuenta con armas, por lo que invariablemente dependen, en ese sentido; de las policías estatales y de la federal, incluso en algunas ocasiones del Ejército Mexicano.

Esto sucede porque 5 sujetos armados que viajaban en motocicletas, arrebataron a personal de migración, 25 personas indocumentadas que circulaban en un vehículo con un tratante de personas en el Estado de Oaxaca. Los tratantes dispararon en vacaciones hasta que lograron huir, rescatando a su cómplice y llevándose consigo a los centroamericanos que cruzaban territorio nacional.