Gracias a un trabajo coordinado y a los operativos policiales dentro de las instalaciones del Metro como parte del programa Viajemos Seguras, las denuncias  y detenciones por acoso sexual se han incrementado en las últimas semanas.

“Gracias al programa que se implementó para protección de todas las mujeres y al código rojo que estamos implementando en el sistema hemos tenido un numero muchísimo mayor de detenidos como se había dado históricamente no solo por situación de acoso que ha aumentado de una manera importante las denuncias y también las detenciones”.

Así lo dijo el Director General del Metro, Jorge Gaviño, aunque no preciso cifras. Sin embargo, tanto el Sistema de Transporte Colectivo como el Instituto de las Mujeres local, estiman que al año se realizan entre 300 y 500 denuncias por acoso en el metro, aunque la cifra puede ser mayor debido a la falta de una cultura de la denuncia.

Y justo para alentar a las mujeres a denunciar, hoy en día el metro cuenta con 5 módulos de Inmujeres que atienen específicamente este tipo de abusos. Estos se encuentran en las estaciones Pantitlán, Balderas, Hidalgo, Mixcoac y Pino Suárez.

Actualmente el acoso sexual en la Ciudad de México es considerado un delito y se persigue por querella. Además se castiga con uno a tres años de prisión.