En Francia aumentó a 85 el número de víctimas por los ataques del pasado 14 de julio, durante la celebración de la Toma de la Bastilla en Niza.

Fuentes médicas reportaron la muerte del sociólogo Pierre Hattermann, de 56 años, quien se encontraba hospitalizado en condición muy grave.

La esposa y un hijo de 12 años de Hattermman también perdieron la vida en los hechos trágicos que dejaron 434 lesionados.

Otra de sus hijas se recupera de sus lesiones en un hospital de Niza.

Como se recordará, un tunecino atropelló con un camión de carga de 19 toneladas a centenares de personas que se encontraban reunidas para presenciar un espectáculo de fuegos artificiales. El ataque fue reinvindicado por el Estado Islámico.