De 2000 a 2010 la población centroamericana residente, temporal o permanente en nuestro país registró un incremento de un 55 por ciento, de acuerdo a estudios realizados por el Centro de Investigaciones de Estudios Superiores de Antropología Social (CIESAS), por lo que académicos recomiendan a las autoridades mexicanas extender a estos grupos que trabajan en México de manera legal apoyos para que pasen del trabajo informal al formal así como servicios de salud en su permanencia en estados como Chiapas

En conferencia de prensa, director general del CIESAS, Agustín Escobar, explicó que “la relación migratoria con Estados Unidos se está convirtiendo en un factor que incide sobre la presencia y el bienestar de los centroamericanos en México, también significa que otras poblaciones están creciendo en México y debe darles servicios, no podemos al hablar de Centroamérica hablar de Estados Unidos”.

Asimismo, criticaron la política migratoria de México, en la que obstaculizan que los migrantes centroamericanos que quieren permanecer en México en calidad de refugiados a causa de la violencia que viven en sus países obtengan beneficios de asilo.

En los estudios señalan que en México viven alrededor de 50 mil centroamericanos, de los cuales 43 mil son originarios de Guatemala, por lo que es el segundo grupo mayor de migrantes que radica en México después de los estadounidenses.

El 47 por ciento de la mano de obra guatemalteca en Chiapas se desempeña como jornalera o peón en actividades agrícolas y ganaderas; 26 por ciento desarrolla trabajos elementales como limpieza y labores de apoyo en el campo y 11 por ciento realiza trabajos artesanales, sin que se vean afectados los salarios de los mexicanos.