caida-libre

El estadounidense Luke Aikins, de 42 años, se convirtió en el primer atleta del deporte extremo en caer a más de 25 mil pies de altura sin paracaídas, en un evento celebrado en el desierto de California.

Aikins logró esa impresionante caída gracias a su destreza y a una red de dimensiones de menos de la mitad de una cancha de futbol, en donde pudo descender y evitar un impacto mortal en el suelo.

En su caída, luego de ser elevado por un helicóptero, Aikins descendió en caída libre sin uso de ningún tipo de paracaídas ni traje con alas como se ha convertido en una alternativa para atletas del deporte extremo.

La red fue colocada en Big Sky Ranch en Simi Valley, en donde su avezada acción fue vista por decenas de espectadores entre ellos Mónica, esposa de Aikins, entre otros miembros de su familia.

Alrededor de una hora antes de su salto, Aikins fue contactado por el Sindicato de Actores de que no podía completar el truco sin llevar un paracaídas. El salto, llamado “Heaven Sent”, fue transmitido en vivo por la cadena Fox.

Aikins, que está casado y con un hijo, Logan de cuatro años de edad, es un paracaidista de tercera generación que ha hecho más de 18 mil saltos en paracaídas, así como trucos para películas.

La habilidad del atleta es que en la caída libre y ya muy cerca del impacto con el suelo logra dar la vuelta y doblarse para reducir la velocidad y de un modo que le permite descender suavemente.

Aquí te dejamos el video