Luego de que en la madrugada de este viernes se suscitara un enfrentamiento armado entre un grupo de presuntos sicarios y personal militar, dejando como saldo la muerte de cinco personas y 11 heridos, en Culiacán, Sinaloa, el presidente Enrique Peña Nieto escribió en su cuenta de twitter: el ataque a elementos del Ejercito Mexicano en Sinaloa no quedará impune.

Los responsables de estos hechos, dijo, responderán ante la ley. Asimismo, en otro mensaje envió sus condolencias a los familiares de los fallecidos y para toda la Secretaría de la Defensa. “Deseo pronta recuperación a quienes resultaron heridos”, señaló el mandatario mexicano.

Estos hechos se dieron cuando un grupo armado atacó un convoy militar que transportaba a un hospital a un detenido que resultó herido en un enfrentamiento previo