Se estima que en México uno de cada 10 niños padece astigmatismo, un problema visual que de no diagnosticarse con oportunidad, reduce la agudeza visual de manera irreversible

Marco Antonio Ramírez, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Infantil de México, dijo que esta enfermedad es un error refractivo que se puede presentar desde la infancia y los pacientes tienen que usar lentes para mejorar su visión y calidad de vida, por lo que es indispensable identificar el problema antes de los seis años

En la mayoría de los casos es hereditario, pero también se presenta sin causa aparente o por el uso prolongado de aparatos electrónicos como televisión, computadora y tabletas, entre otros, así como por la falta de actividades al aire libre.

Además, el astigmatismo, puede provocar bajo rendimiento escolar y deportivo, además de afectar su vida cotidiana. Por lo general, la enfermedad se presenta en ambos ojos.