Por falta de síntomas, a la hipertensión arterial se le denomina el “asesino silencioso” y de los mexicanos con tratamiento, 5.7 millones mantienen el padecimiento controlado.

Luis Fausto García, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Juárez de México, dijo que en la mayoría de los casos el padecimiento se presenta entre los 20 y 69 años y cuando la presión alta se conjunta con la diabetes, se convierte en un síndrome que puede causar padecimientos principalmente cerebrovasculares, así como cardiopatía isquémica.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, se estima que en México hay 22.4 millones de adultos de 20 años o más que padecen esta patología, de los cuales 11.2 millones tienen diagnóstico médico.

Además, la hipertensión puede propiciar alteraciones a nivel renal, vascular y de ojo y es la principal causa de insuficiencia cardiaca, patología vascular cerebral