La Suprema Corte de Justicia de la Nación validó varios artículos de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México.

Entre los artículos validados, están el 212, que tiene que ver con la obligatoriedad de avisar a la policía sobre las marchas. En ese sentido se determinó que sí constitucional que quien pretenda llevar a cabo una manifestación en la Capital del País, avise por escrito con 48 horas de anticipación a la Secretaría de Seguridad Pública… aunque la Ley no contempla ninguna sanción en caso de que no se avise.

Por otra parta se discutió el artículo 213 que se refiere a las marchas y manifestaciones y dice: “Podrán utilizar las vialidades salvo las vías primarias de circulación continua, excepto para cruzar de una vía a otra, para conectarse entre vialidades o cuando sea la única ruta de acceso al punto de concentración, siempre y cuando sea de manera momentánea”, es decir, no se permitirán manifestaciones en las vías primarias como Viaducto, Periférico, la Calzada de Tlalpan y el Circuito Interior.

¿Y qué puede pasar en caso de que no se acate esta disposición?

De ello habla el artículo 214 de la Ley de Movilidad: “Seguridad Pública tomará las medidas necesarias para evitar el bloqueo en vías primarias de circulación continua”

En ese sentido el ministro ponente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, planteó la validez de estos artículos y fue apoyado por algunos de sus colegas, suficientes como para imponerse a quienes estaban en contra del proyecto.

Se determinó entonces que el artículo 214, también es constitucional porque de acuerdo con el ministro cumple con los criterios de idoneidad y de proporcionalidad.