Acceder a la petición abriría puerta a espionaje contra usuarios

IPHONE
La compañía tecnológica Apple anunció su negativa a desbloquear el teléfono iPhone utilizado por uno de los autores del tiroteo de diciembre pasado en San Bernardino, donde murieron 14 personas.

El presidente de la firma de la manzana, Tim Cook señaló a través de un comunicado, que permitir el acceso a los datos contenidos en el equipo, como lo pretende el FBI, tendría “graves consecuencias para la seguridad” de los demás usuarios de estos aparatos.

En concreto, Apple teme que permitir el acceso a un solo dispositivo móvil, podría abrir una especie de “puerta trasera” al gobierno de los Estados Unidos, para que pudiera espiar y extraer información de cualquier otro iPhone.

Lo que el FBI pretende, es que Apple desactive el sistema de seguridad del teléfono de Syed Farook, uno de los autores del ataque del 2 de diciembre pasado a un centro comunitario de San Bernardino, que elimina los datos del iPhone si no se introduce el código correcto para desbloquearlo tras diez intentos.

La decisión de Apple recibió el apoyo generalizado de casi todos los líderes del sector tecnológico, como el consejero delegado de Google, Sundar Pinchai, quien coincide con su colega Tim Cook, en que acatar la orden judicial del FBI implicaría graves peligros a la seguridad de los usuarios de teléfonos iPhone.