Con un amparo, las parejas del mismo sexo pueden casarse.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicó en su Semanario Judicial, las resoluciones de 15 tesis con relación a los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción de menores por estas parejas.

En el primer caso, ya hay jurisprudencia, es decir, se debe juzgar con el mismo criterio en toda la república mexicana y ese criterio es que los juzgadores no deben tomar en cuenta la orientación sexual de las personas para los matrimonios, por ejemplo, si una pareja del mismo sexo se quiere casar y en la entidad en la que radican no se los permiten, pueden ampararse y con la protección de la justicia federal, pueden unirse legalmente.

Por otra parte, con relación a la adopción de los menores es diferente, porque los jueces deberán considerar en primera instancia el interés superior de los niños, sin importar si la pareja que busque la adopción es o no del mismo sexo.