El riñón es otro de los órganos que se ven afectados por los altos índices de contaminación, dio a conocer Andrea de Vizcaya, especialista del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN.

Es la primera vez en que se documentan afecciones a dicho órgano en un estudio científico, ya que los daños renales se deben a se han encontrado problemas de creatinina por un daño tóxico.

Dicho estudio, documentó que si se redujera la concentración de ozono, se podrían evitar cerca de 2 mil hospitalizaciones al año por causas respiratorias y 430 por causas cardiovasculares.

Estas muertes se dan por la acumulación de los compuestos químicos que afectan al sistema inmune, afectando el cuerpo en general.