En cinco categorías como galletas, cereales, bebidas, botanas dulces o saladas y harinas, la OMS divide a los alimentos ultra-procesados, que consumidos en exceso son los ingredientes principales del sobrepeso y la obesidad

“lo que recomiendan es que deberíamos consumir es todo lo que es natural y lo único ultra procesado que deberíamos utilizar para cocinar sería un poco de azúcar un poco de sal y las harinas y lo que hacemos es ponerle a los niños, una caja jugo con un paquete de galletas, porque es accesible, es bueno al paladar, es adictivo”

Así lo dijo, Sujey Romero, jefe de la división de cirugía general del Hospital General “Manuel Gea González”, de la Secretaría de Salud