Si tienes una dieta deficiente y no comes fibra, ni vitaminas, prefieres en exceso consumo de carnes rojas, grasas y alimentos embutidos, no realizas ejercicio físico y fumas, cuidado, todos estos son factores de riesgo para desarrollar cáncer colorrectal o de colon, cuyos síntomas son estreñimiento, diarrea, sangre en las heces, dolor abdominal, náuseas y vómito.

“sabemos que partir de los 50 años aumenta las posibilidades de tener cáncer colorectal, sabemos que el mayor porcentaje se encuentra entre los 50 y 65 años, es la población que más se ve afectada por el cáncer colorectal, son los malos hábitos alimenticios, consumen de forma exagerada, carnes rojas o carnes procesadas, son más susceptibles a desarrollar cáncer, pacientes que comen abundantes grasas”

Así lo dijo, Itzel Vela Sarmiento, del Servicio de Tumores del Tubo Digestivo del Instituto Nacional de Cancerología

De acuerdo con el Registro Histopatológico de Neoplasias, en México los tumores del tubo digestivo se ubican en el tercer lugar de incidencia, después de los cánceres de mama, próstata y pulmón, por lo que es una de las patologías oncológicas más frecuentes.

El diagnóstico se realiza a través de una colonoscopia, que consiste en la introducción de una cámara flexible a través del recto y para detectar lesiones o pólipos. Si se descubre algún tumor, se practica una biopsia para conocer su tipo.

Un método para detectarlo es el estudio de la sangre oculta en las heces, se trata de una prueba sencilla no invasiva. Si resulta positiva, se practica la colonoscopia