Integrantes de la Alianza de Tranviarios de México exigieron analizar proceso de elección mediante el cual Benito Bahena quedó al frente de la organización.

Los trabajadores advierten que la documentación presentada con la que el dirigente obtuvo la toma de nota es apócrifa, toda vez que incluye votos de trabajadores que no participaron en la elección e incluso de algunos que ya han muerto.

Además aseguran que tras haber solicitado a Bahena su renuncia, quien la firmó en junio pasado, hoy la desconoce.

La dirigencia que afirma estar avalada por la base, encabezada por Eugenio Rangel Gracia, pide además que se investigue un supuesto desvío de recursos financieros, de las cuotas sindicales y de los fondos de resistencia y de auxilio de la organización sindical.