La Comisión Nacional del Agua, emitió alerta naranja en Baja California Sur por la tormenta tropical Javier ya que continúa acercándose a las costas de este estado.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, la tormenta se desplaza rápidamente a 20 km por hora, con vientos sostenidos de 85 km por hora con rachas de hasta 100, siendo Cabo San Lucas y San José del Cabo los primeros municipios en recibir lluvias y oleaje, el Comité Municipal de Protección Civil abrió seis refugios temporales y apuntó que suman 16 mil personas que habitan en zonas de alto riesgo.

El presidente municipal, Arturo de la Rosa, señaló que no se pretende preocupar a la población pero si tomar precauciones por lo que los cuerpos de rescate y vigilancia  anunciaron que se encuentran preparados para cualquier eventualidad.

Por otra parte provocará lluvias torrenciales en Jalisco y Colima, intensas en Nayarit, Michoacán y Guerrero, así como tormentas fuertes en Zacatecas y Aguas Calientes.

El sistema Nacional de Protección civil recomienda a estas entidades estar al pendiente de la evolución del fenómeno así como:

  • Extremar precauciones ante la probabilidad de ocurrencia de lluvias muy fuertes a  intensas con puntuales torrenciales.
  • Dar especial atención a personas enfermas y de la tercera edad, niños e indigentes; permanecer atento a las indicaciones de Protección Civil.
  • Precaución por vientos fuertes, poner especial atención a construcciones de material endeble.
  • Extremar precauciones ante posibles deslaves, así como evitar el cruce de ríos, arroyos y vados crecidos, durante y después del paso del sistema; extremar precauciones al tránsito vehicular en carreteras, caminos rurales, vados y puentes. Si es necesario, buscar rutas alternas.
  • Extremar precaución y cuidado para ganado, animales de granja y de compañía.
  • Extremar precauciones a la navegación marítima y en actividades náuticas, turísticas, recreativas, deportes extremos y comerciales en el mar y zonas costeras antes mencionadas. Estar atentos a las indicaciones de la autoridad portuaria.
  • Reforzar la comunicación entre los Consejos de Protección Civil, agilizando los planes y protocolos de Protección Civil, incluyendo de ser necesario, evacuaciones preventivas en las zonas de alto riesgo, así como habilitar refugios temporales de manera preventiva.
  • A las autoridades; mantener informada a la población sobre el desarrollo del fenómeno, sobre todo aquella que se asienta en lugares de alto riesgo. De igual manera continuar monitoreando el comportamiento del mismo a través de los boletines que emiten el Servicio Meteorológico Nacional y la Coordinación Nacional de Protección Civil.

 

Carolina Lemus