De acuerdo a Carmen Fernández Cáceres, directora general de los Centros de Integración Juvenil, se calcula que el 15 por ciento de los trabajadores sufren de alguna adicción, y la principal es el alcoholismo

“El principal problema en las empresas es el exceso de consumo de alcohol, dependiendo de la zona del país y del sector empresarial en donde están laborando los trabajadores, encontramos diferentes tipos de adicciones, en el centro del país donde hay muchas peleterías hay consumo de inhalables,  hemos encontrado alto consumo de mariguana en todo el país, pero nos hemos encontrado hasta el 90 por ciento de consumo en una sola empresa, por ejemplo”

Destacó que en la zona noroccidental del país lo que más se consume después del alcohol, es el cristal y la cocaína. En el caso de quienes trabajan en el transporte se registran altos índices de consumo de metanfetaminas y anfetaminas; y en el caso de las zonas turísticas como Quintana Roo, sobre todo, en restaurantes y hoteles es el consumo de cocaína y de crac.

Indicó que el 70 por ciento de los mexicanos consume alcohol, y de este porcentaje 27 millones de personas lo hace con algún patrón de riesgo: cinco copas o más en hombres y cuatro copas en mujeres en una sola ocasión.