Los cuerpos calcinados encontrados en Cuitzeo Michoacán no murieron por una explosión. Podrían haber sido asesinados por mandato de un presidente municipal y con la participación de elementos de seguridad. Así lo dijo el gobernador de la entidad, Silvano Aureoles.

“Todo apunta casi con los elementos necesarios para probar que la ejecución la ordenó un presidente municipal.”

El ejecutivo estatal explicó que aunque en un principio el alcalde se presentó por el PRD, el partido descartó su candidatura por presuntas relaciones con el segundo de abordo de la Tuta.

“Este presidente municipal originalmente era candidato nuestro en el proceso del 2015 pero por las fichas que entregó la autoridad responsable en la materia se consideró que no era conveniente que fuera candidato nuestro. Con muchas dificultades de retiró la candidatura por lo que fue candidato del partido del trabajo.”