Si te encuentras en la tarea de las compras para el regreso a clases, te damos algunas sugerencias que te ayudarán a ahorrar.

utiles-escolares_03_med_hr

Recuerda la importancia de no adquirir los útiles por impulso. Siempre existe el deseo de que tu hijo tenga lo mejor, lo más moderno o lo que está de moda, pero toma en cuenta que lo que hoy es una novedad, mañana será aburrido.

En algunos casos vale la pena comprar productos de precio elevado porque a largo plazo duran más. Recordemos la frase típica “lo barato sale caro”. Por ejemplo, puedes ahorrar en lápices, papel, marcadores, grapas, pero no en mochilas, loncheras, calzado deportivo.

Comprar una lapicera resistente ayuda a que el compás, las tijeras u otros productos no dejen agujeros en la mochila.

Adquiere útiles mientras haya rebajas y buenos precios de todo lo que crees que tu hijo pueda ocupar a lo largo del año, pero no se lo digas, ya que cuando los niños saben que tienen mucho de algo, tienden a no cuidarlo.

Compra en tiendas establecidas y guarda el ticket de compra, ya que te ayudará a hacer cambios o reclamaciones si algún producto sale defectuoso.

Una buena forma para ahorrar es comprar en conjunto con otros padres de familia, ya que hay comercios que manejan paquetes de cuadernos, plumas u otros útiles.