De cada mil pacientes con reflujo gastroesofágico solo 4 requieren cirugía, pero todos presentaron agruras como uno de los síntomas y la mayoría retrasa el tratamiento al consumir antiácidos indiscriminadamente

“los medicamentos para reflujo, los llamados antiácidos, no curan nada, el problema es cuando tomamos los antiácidos de forma repetitiva. Si recomendaríamos acudir a una revisión, porque los antiácidos a largo plazo también tienen consecuencias, provocan pólipos en el tubo digestivo, específicamente en el estómago, alteraciones a nivel metabolismo”

Así lo dijo, el doctor Mucio Moreno, director del Hospital General “Manuel Gea González” de la Secretaria de Salud